jueves, 7 de mayo de 2009

PROPICIATORIO

En antiguos tiempos
cuando el instinto primaba
mis dedos tiznados
dibujaron en la roca
ilusiones de cazador
con sueños de hechicero.
Hoy, soy otro hombre
que con trazos desnuda
sus visiones de éste
y otros mundos.
Sin embargo
bajo la pátina racional
de la cultura
la magia está adormecida,
… pero no descansa.